Saltar al contenido
aceite.store

Aceite de uva

El aceite de pepitas de uva, es uno de los tantos aceites vegetales que existen en la actualidad. Este puede ser usado de diversas formas. Además, también ofrece gran cantidad de aportes a nuestro cuerpo, considerándose beneficioso en varios aspectos.

Uvas
Uvas

Aunque su uso seguramente no es tan común como otros tipos de aceites, como por ejemplo el de maíz o el aceite de oliva, el aceite de uva es una buena opción para integrarlo en los productos que usamos en nuestras vidas.

Origen y procedencia del aceite de uva

La uva es una fruta de mucho valor nutricional y medicinal, la cual tiene su origen en Asia y Europa, y su uso se remonta a miles de años atrás.

Hace más de 6000 años, la uva era consumida por los egipcios, y esto se sabe por dibujos de uvas que se encontraron en sus tumbas. Dicen que la uva es una de las frutas cultivadas que tiene mayor antigüedad. En la antigua Grecia ya hacían referencia a su poder curativo, habitualmente como vino.

Viñedos
Viñedos

El aceite extraído de la uva fue usado durante cientos de años debido a sus propiedades medicinales. De hecho, su uso se ha extendido hasta la actualidad, y el aceite de uva ha sido objeto de muchos estudios gracias a todos los beneficios que el mismo proporciona.

Proceso de obtención del aceite de uva de modo industrial

¿Cómo se hace el aceite de uva? Este tipo de aceite se extrae de la semilla de esta fruta, la cual tiene muchas propiedades. Desde hace años, el aceite de uva se empleaba para macerar, conservar y preparar carnes, específicamente a la vinagreta. Actualmente se usa para muchas más cosas, incluyendo el área medicinal y cosmetológica.

Este derivado de las semillas de uva contiene, al igual que todos los aceites, un 99,9% de grasas. Entre estas grasas, se encuentran de manera predominante los ácidos grasos poliinsaturados, donde es mayor la proporción del omega 6 (ácido linoleico) que el omega 3 (ácido linolénico). Esto se mantiene indiferentemente de la variedad de la uva.

El aceite de uva puede obtenerse mediante el proceso industrial de presión en frío de la semilla. También se obtiene por un método químico mediante disolventes, como el hexano.

Para extraer el aceite de la semilla de la uva, se debe pulverizar la semilla mediante un proceso industrial, pasando por muy altas temperaturas. Como ya hemos indicado, el aceite de dicha semilla tiene un gran porcentaje de grasas poliinsaturadas, las cuales son muy sensibles a elevadas temperaturas y de fácil oxidación.

Semillas de uva
Semillas de uva

Respecto al aspecto del aceite de uva, el líquido que se obtiene es muy suave, además tiene un color dorado muy delicado, algo pálido.

Debes tener en cuenta que los mejores aceites que se adquieren, son aquellos que han sido prensados en frío o prensados por expulsor, ya que son aceites manufacturados siguiendo métodos naturales de extracción.

Beneficios y contraindicaciones del aceite de uva

El aceite de uva al contener ácidos grasos poliinsaturados, ayuda al metabolismo humano. Estos ácidos son indispensables para el buen funcionamiento del cuerpo, incluyendo la piel.

Este aceite tiene un gran poder para reparar y proteger la piel, ya que dicho aceite contiene alta concentración de vitamina E, fosfolípidos y fitosteroles.

El aceite de uva tiene varios usos cosméticos, gracias a sus cualidades regenerativas, por lo que es indicado específicamente para tratar pieles dañadas o agredidas.

Para la piel es magnífico, ya que al ser inodoro se puede aplicar directamente sobre ella. También se puede mezclar o diluir con otros compuestos liposolubles, incluso con aceites esenciales. Deben ser usados en las proporciones correctas.

El aceite de uva puro, se considera apto para ser usado en pieles sensibles o acnéicas, así como en pieles mixtas y grasas, es decir, sirve para cualquier tipo de piel.

Este aceite además de su poder antioxidante, no contiene colesterol. También es antiinflamatorio.

El aceite de uva ayuda a mantener el mismo peso. Hace que no se almacene más grasa en el organismo. No se indica para adelgazar, pero sí se utiliza para evitar engordar.

El aceite de uva no es dañino, pero debes tener presente que hay algunas contraindicaciones en su uso.

El aceite de uva no tiene efectos secundarios, pero debe utilizarse de manera correcta. Su uso excesivo puede causar algunos malestares tales como dolor de cabeza, dolor de estómago, diarrea y náuseas.

Si eres alérgico a la uva, no debes consumir ni usar ningún derivado de la misma.

Usos del aceite de uva

Al igual que otros aceites, el aceite de uva se puede usar en distintos quehaceres en la cocina, ya sea crudo o incluso freír con él. Su estructura no cambia cuando se somete a altas temperaturas, garantizando así algunas propiedades nutricionales en el resultado final.

El aceite de uva puede emplearse para aliñar y condimentar algunas comidas, para hacer dulces que requieran aceite, para la elaboración de picantes y para conservar ciertos alimentos, entre otros.

Este aceite también es usado como cosmético, gracias a los múltiples beneficios que aporta para la piel. Se puede aplicar directamente sobre ella como sustituto de la crema hidratante. El aceite de uva también se consigue en forma de cremas o ungüentos y se puede usar como base para aceite para masajes.

Otro de los usos destacados del aceite de uva es que gracias a su poder antioxidante, se transforma en un componente anti edad. Ayuda impedir consecuencias negativas en la piel causados por factores tales como los rayos del sol. Sin embargo, dicho aceite no debe ser usado para tomar el sol. También, suele usarse en el contorno de ojos ya que reduce las arrugas.

El aceite de uva también se usa de manera medicinal. Tiene múltiples beneficios para el cuerpo en general, tales como ayudar al equilibrio del sistema inmunológico, previene enfermedades del corazón, así como los infartos y hace más lento varios tipos de cáncer. Todo esto gracias a que dicho aceite mantiene las células en buena forma y tiene propiedades antiinflamatorias, entre otros.

En conclusión, si bien el aceite de uva es de alto poder nutritivo y además es rico en vitaminas, proteínas y minerales, su uso debe hacerse de manera precavida, ya que como todo lo que se usa o hace en exceso, podría ser dañino. Sus usos pueden ser tan infinitos como tu imaginación, pues gracias a sus propiedades es útil para muchísimas cosas. Solo debes tener en cuenta cómo y cuánto debe utilizarse, para que así puedas usar este aceite de manera que le saques el jugo a todos sus beneficios.

Comprar aceite de uva

Si deseas adquirir este producto al mejor precio y utilizarlo para los diferentes usos que anteriormente se han descrito en el artículo puedes comprarlos a través de los enlaces que aquí abajo se muestran.