Saltar al contenido
aceite.store

Aceite de sésamo

Una de las semillas que, aunque parezca minúscula tiene múltiples beneficios, es el sésamo o ajonjolí y se evidencia en que son utilizadas en diferentes recetas para disfrutar de sus excelentes características. Si quieres conocer en mayor detalle datos sobre esta semilla, continúa leyendo este artículo y familiarízate con sus funciones, ya que mejoraran evidentemente tu calidad de vida.

Los beneficios para la salud del aceite de sésamo incluyen: su capacidad para mejorar la salud del cabello y la piel, ayudar en el crecimiento de los huesos, reducir la presión arterial, mantener una buena salud del corazón, así como controlar la ansiedad y la depresión.

También ayuda a proteger la salud infantil, curar problemas dentales, prevenir el cáncer, mejorar el proceso digestivo y disminuir la inflamación.

¿Qué es el aceite de sésamo?

El aceite de sésamo, proviene de las semillas de sésamo (también conocidas ajonjolí), es un aceite vegetal poco conocido. De hecho, es una de las alternativas más saludables para los aceites vegetales habituales. Las semillas de sésamo son pequeñas, de color marrón amarillento que se encuentran principalmente en África.

Ha ganado bastante popularidad en los últimos años porque su extracción es relativamente barata. La impresionante cantidad de vitaminas como la vitamina E y la vitamina K, los compuestos orgánicos y otros componentes beneficiosos en el aceite de sésamo es la razón por la que se considera tan saludable.

Semillas de sésamo
Semillas de sésamo

La planta de sésamo se ha cultivado durante miles de años y se cree que es la planta más antigua del mundo utilizada como aceite. Los antiguos egipcios lo usaban para el dolor desde 1500 a.C. y, en China, se ha utilizado para alimentos, medicamentos y tinta durante más de 3.000 años.

Mientras que en la antigüedad el sésamo y sus diversas formas eran particularmente valoradas por sus usos medicinales, los soldados griegos y romanos lo llevaban en largas marchas en forma de una barra de energía de miel y semillas. También se creía que era un elixir para extender la juventud y realzar la belleza.

Acerca del aceite de sésamo composición se puede decir que este contiene una serie de antioxidantes naturales con propiedades antiinflamatorias, vitamina e, vitaminas del complejo b, ácido fólico, entre otros, que potencian su uso en diferentes áreas.

El aceite puede ser usado de diferentes formas, todo depende de para qué se utilizase. Estas son las principales formas en que es utilizado cuando no es a nivel alimenticio:

  • Tópicamente para lesiones de la piel.
  • En gotas para aliviar problemas nasales.
  • En gárgaras para problemas de la garganta.

Origen y procedencia del aceite de sésamo

Esta es una de las plantas más antiguas dentro de la historia de la humanidad, pues su cultivo se remonta a hace más de 3.600 años.

Asia es el continente que se encarga de los mayores cultivos de esta planta, India, China y Birmania son los productores mayoritarios. Es por ello que son referentes en materia de este tipo de cultivo.

El aceite de sésamo proviene de las pequeñas semillas planas que tiene esta planta. Estas semillas ovoides poseen un sabor característico y muy similar a la nuez, además que es muy crujiente, por ese motivo tiene un uso tan extendido en la gastronomía. Sin embargo, existen 2 tipos de aceite de sésamo:

Aceite de sésamo light

Para realizar este aceite se debe procesar la semilla cruda y esto dará como resultado un aceite más natural y con menos aditivos, suave en sabor y textura.

Aceite de sésamo oscuro

Este es también conocido como el aceite de sésamo tostado, pues las semillas son tostadas produciendo un sabor mucho más fuerte, acompañado de un aroma bastante particular.

Proceso de obtención del aceite de sésamo

Para poder conseguir este aceite deben prensarse las semillas del sésamo o ajonjolí y luego aplastarse para que ellas liberen su aceite. Este complejo proceso incluye algunas técnicas incluso manuales para producir aceite de sésamo casero, y otras más elaborados como el prensado en frío o en calor, e incluso el famoso tostado de las semillas milenarias.

Obtener aceite de sésamo casero

Para realizar aceite de sésamo de una forma manual y sencilla en nuestra casa debemos seguir una serie de pasos muy sencillos.

En primer lugar, debemos tener las semillas de este cereal bien secas por lo que podemos ayudarnos de un horno precalentado a 180º y durante 10 minutos tostarlas y removerlas, de esta forma agilizaremos este proceso. En segundo lugar, hay que dejarlas enfriar en un plato para posteriormente añadirlas a una olla y combinarlas con una taza de aceite de girasol. Esta mezcla debemos calentarla durante dos minutos.

En tercer lugar, la mezcla la pasamos por una licuadora para que así las semillas puedan soltar todo el aceite y posteriormente dejarlo reposar durante dos horas. Finalmente, colamos la mezcla completa para eliminar cualquier resto de semilla y ya tenemos nuestro aceite de sésamo totalmente casero.

Beneficios para la salud del aceite de sésamo

Hoy en día, es un componente común de los aceites de masaje, productos para el cuidado del cabello, cosméticos, jabones, perfumes y protectores solares.

Cuidado del cabello

Se ha utilizado para mejorar la salud del cabello. El aceite de sésamo negro puede ayudar a retener el color natural del cabello y minimizar la pérdida. Además, sus efectos antibacterianos pueden ayudar a eliminar los patógenos o cuerpos extraños que pueden atacar el cuero cabelludo.

Prevención de la diabetes

Agregarlo a la dieta puede ayudar a controlar los niveles de glucosa en plasma en diabéticos hipertensos. Es una buena fuente de magnesio, así como de varios otros nutrientes. Todos juntos permiten que se reduzcan los niveles de glucosa en la sangre, lo que frena el riesgo de diabetes.

Protección de la piel

Es rico en zinc, uno de los minerales más importantes para tu piel. Puede aumentar la elasticidad y la suavidad de la piel y reducir el estrés oxidativo, lo que ayuda a reducir la aparición de manchas de la edad y elimina las condiciones de la piel, incluido el envejecimiento prematuro.

Los antioxidantes presentes en el aceite ayudan a desintoxicar la piel. Absorben todas esas toxinas solubles en agua, lo que permite la desintoxicación. Lavarse la cara regularmente con:

Una mezcla de ½ taza de aceite de sésamo, ½ taza de vinagre de sidra de manzana y ¼ taza de agua ayuda a desintoxicar la piel y proporciona una piel sana y brillante.

El aceite de sésamo protege la salud del corazón

Debido a su contenido de ácidos grasos. Puede reducir los niveles de colesterol malo ya que contiene una amplia gama de ácidos grasos poliinsaturados. Como aceite comestible disminuye la presión arterial, la peroxidación de lípidos y aumenta el estado antioxidante en pacientes hipertensos.

Estos mantienen el sistema cardiovascular fuerte y los niveles de colesterol de lipoproteínas de baja densidad bajos, previniendo así la aterosclerosis. Esto significa que se te encuentras mejor protegido contra un ataque cardíaco y un derrame cerebral si lo agregas a tu dieta.

El aceite de sésamo mejora la calidad de los huesos

El cobre, el zinc y el calcio presentes en el sésamo son parte integral del crecimiento óseo en el cuerpo. Esto significa que, al agregar aceite de sésamo a tu dieta, puede aumentar la tasa de crecimiento y desarrollo de tus huesos. Este aceite también acelerará cualquier curación o recrecimiento de los huesos.

Las semillas de sésamo son una fuente inagotable de vitaminas y minerales. También están cargadas de magnesio y hierro, y a medida que envejeces, el aceite puede ayudarte a evitar la osteoporosis y diversas debilidades relacionadas con la edad en los huesos.

Si bien, el aceite puede no contener tantos nutrientes como las semillas, ya que algunas cantidades de él se pierden durante el proceso de extracción, aún conservan las propiedades más beneficiosas. Es particularmente conocido por ayudar en la producción de glóbulos rojos, la circulación sanguínea y el metabolismo.

Aceite de sésamo envasado
Aceite de sésamo envasado

El aceite de sésamo alivia la ansiedad

La tirosina, en el aceite, se ha relacionado directamente con la actividad de la serotonina en el cerebro. Esto puede ayudar a mejorar el estado de ánimo al inundar el cuerpo con enzimas y hormonas que hacen que una persona se sienta feliz.

En otras palabras, cuando sufres de ansiedad o depresión, el aceite de sésamo puede darte un impulso positivo y cambiar tu estado de ánimo.

Salud bucal

Es altamente recomendado por los profesionales. Se ha relacionado directamente con dientes más blancos, niveles más bajos de placa dental y protección contra ciertos mutantes de estreptococos que nos pueden enfermar gravemente. El poderoso efecto antibacteriano de este aceite es la razón principal de este aumento en la salud dental.

Si se toma una cucharada de aceite con el estómago vacío y se agita alrededor de la boca durante 2 minutos y luego se escupe, se cree que elimina las toxinas del cuerpo. El aceite de sésamo se usa comúnmente para esta práctica debido a sus propiedades medicinales.

El aceite de sésamo previene el cáncer

Contiene un compuesto orgánico llamado fitato, relacionado directamente con una reducción en el desarrollo del cáncer. Además, el nivel de magnesio es inusualmente alto, y este mineral esencial está directamente relacionado con una menor probabilidad de cáncer colorrectal, y muy beneficioso para prevenir el cáncer de colon.

Contiene magnesio, un mineral que tiene una rica reputación anticancerosa. Las acciones sinérgicas de estos ingredientes hacen que el aceite de sésamo reduzca el riesgo de tumores e incluso, evite su aparición.

Reduce la inflamación

Tiene propiedades antiinflamatorias que lo convierten en un agente curativo innato. Las propiedades ayudan a combatir diversas bacterias, como el estafilococo, el estreptococo y el hongo del pie de atleta, que afectan la piel. Una mezcla de aceite de sésamo y agua tibia es un remedio eficaz para las infecciones vaginales.

Es rico en cobre, una sustancia antiinflamatoria natural que puede ayudar a reducir la inflamación y el malestar de diversas afecciones, como la gota y la artritis. Reduce la hinchazón de las articulaciones y fortalece los huesos y los vasos sanguíneos.

Otros usos

El aceite de sésamo se usa para cocinar, comúnmente en las cocinas asiáticas, así como en las cocinas de Oriente Medio. También se ha utilizado en masajes, debido a sus efectos beneficiosos sobre el cuerpo y la piel. Es un aceite muy solicitado, incluso como aceite para varios productos cosméticos.

Inconvenientes del aceite de sésamo

• No debe consumirse en exceso por los elevados niveles de omega -6.
• Podría desequilibrar las proporciones correctas entre las grasas omega – 3 y omega -6, haciendo que el cuerpo progresivamente se descontrole.
• Durante el embarazo se recomienda no consumirlo, ya que generan hormonas que podrían provocar contracciones.

Comprar aceite de sésamo

¿Dónde puedes comprar este tipo de aceite? Es sencillo, si deseas hacerte con algunos productos de aceite de sésamo al mejor precio, solo tienes que entrar a los enlaces que aquí abajo te dejamos.